ORGANIZACIONES BARRIALES CONMEMORAN LOS 33 AÑOS DEL TERREMOTO DE POPAYÁN

Por: Prensa Alternativa

26 de abril de 2016

Mientras el Estado no garantice la vivienda como un derecho seguiremos peleando, es por ello que venimos preparando el paro cívico nacional.

"Entre sueños y esperanzas la comunidad construye y espera que la paz sea con justicia social en el campo y en la ciudad", fue la consigna de la coordinación barrial provivienda del occidente de Popayán para iniciar un evento conmemorativo del terremoto de Popayán hace ya, 33 años.

Esta actividad que contó con la presencia de más de 300 delegados de los barrios 31 de marzo, el mirador, solidaridad, la libertad, Samuel Silverio Buitrago, Tomas Cipriano, el retiro, el dorado, San Martín, ortigal, las guacas, de las comunas 2,5,6,7 y 9 y de organizaciones de diversa índole, se realizó en aras de fortalecer el trabajo barrial y urbano y de recordar la memoria histórica de las luchas urbanas.

La coordinación provivienda conmemoró de manera ejemplar las luchas que del sector urbano se han dado a lo largo de la historia caucana por tener una vivienda digna. Lo que en décadas pasadas eran asentamientos, hoy son barrios, esto gracias a la lucha que anteriormente se dieron, entre desalojos y asesinatos se fueron abriendo paso a una vivienda decente.

De la misma manera, recordaron como dirigentes sociales como Lucho Calderón, Luis Eduardo Solarte y Jorge Córdoba dieron su vida por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores urbanos. Entre una misa, presentaciones culturales, realización de tres murales e intervenciones de líderes comunales la coordinación barrial analizo la difícil situación que actualmente se presenta en los espacios urbanos.

"Luego del terremoto de 1983 en el que se destinaron millones de pesos, pero que a las familias no les llego nada, los afectado nos hemos venido abriendo espacios para intentar vivir dignamente. Las condiciones de hoy, en los asentamientos son muy críticas y al gobierno local no le interesa. Lo único que piensa es en la intervención policial" comenta el dirigente barrial Gustavo Bahos.

Sin embargo han sido numerosas victorias que han tenido las organizaciones provivienda: aún falta mucho, la voluntad política del gobierno es totalmente contraria a las justas peticiones de las familias que viven en asentamientos. Para Fernando Ramírez "las luchas que faltan son incontables, mientras el Estado no garantice la vivienda como un derecho seguiremos peleando, es por ello que venimos preparando el paro cívico nacional"