TRABAJADORES EL CAUCA CONMEMORARON EL DÍA INTERNACIONAL DEL TRABAJADOR

Por: Prensa Alternativa Cauca

30 de abril de 2016

Más de 2500 personas, entre profesores, moto trabajadores, sectores urbanos, jóvenes y trabajadores informales, recorrieron las calles de Popayán para levantar las banderas obreras, campesinas y populares. 

En 1887, miles de obreros salieron a las calles a exigir mejores condiciones laborales contra las extensas horas de trabajo y la poca remuneración que hacían de sus vidas cada vez más indignas. Ante ello, los dueños del gran capital asesinaron a líderes de aquella época. Gracias a estas huelgas, los trabajadores gozan de una jornada laboral de 8 horas.

La situación de los trabajadores en Colombia es precaria: luego de la constitucionalización del modelo neoliberal se han perdido más de 900.000 mil puestos de trabajado otorgados por el Estado, la tercerización laboral ha venido en aumento por medio de instrumentos como las cooperativas de trabajo asociado, el trabajo informal se encuentra en todas las esquinas de las ciudades para poder llevar el sustento a las familias sin ninguna posibilidad de seguridad social.

Tres objetivos tuvo la importante movilización: 1. Conmemorar el día internacional de los obreros, 2. Exigir garantías laborales para todos los trabajadores y 3. Ir acumulando fuerzas de cara al paro cívico nacional.

En entrevista a Jaime Burbano, presidente del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Cauca -SUTEC, los más de 1000 docentes que recorrieron las calles de Popayán, además de marchar por conmemorar su día, se movilizaron "contra las imposiciones de la OCDE y las medidas autoritarias del Gobierno de Santos, contra el sindicalismo empresarial que pretende administrar los recursos y desmontar el régimen de excepción de los maestros en materia de Salud y finalmente, exigirle al Gobierno Departamental el cumplimento cabal de los acuerdos suscritos con nosotros el año pasado"

Con ilusión, los trabajadores esperan que esta conmemoración sea la última en medio del conflicto, pues en la mesa de la Habana Cuba y los inicios de los diálogos con el ELN ven la posibilidad de acabar con el conflicto armado e iniciar un proceso que permita eliminar las causas que originaron el conflicto social y el alzamiento armado.

Es así, que mientras se viene sumando esfuerzos unitarios entre las diferentes organizaciones para exigir al gobierno colombiano solución a un sin número de problemáticas, también continúan articulándose en torno al paro cívico nacional como mecanismo de presión para que la institucionalidad garantice vida digna a las poblaciones rurales y urbanas empobrecidas.