INICIA EL PRIMER ENCUENTRO REGIONAL DE TRABAJADORES Y CULTIVADORES DE COCA, MARIHUANA Y AMAPOLA

Por: Prensa Alternativa Cauca

27 de junio de 2016

Con la alegría característica del pueblo del suroccidente colombiano, de campesinos, indígenas y afrodescendientes, inicia el Primer Encuentro Regional de Trabajadores y Cultivadores de coca, marihuana y amapola en la vereda La Elvira, municipio de Buenos Aires Cauca.

Seiscientos delegados de los departamentos del Cauca, Choco, Nariño, Tolima y Valle del Cauca han llegado a este histórico lugar en el que años atrás el paramilitarismo dejara una estela de muerte en el triste episodio conocido como la masacre de El Naya.

Este encuentro lo han impulsado procesos organizativos del Movimiento social y político Marcha Patriótica para intercambiar experiencias, analizar los acuerdos de La Habana, en especial el Acuerdo 4 que trata sobre la solución al problema de las drogas ilícitas y conformar un comité de impulso para una gran coordinación regional de trabajadores rurales, que como consecuencia del modelo económico excluyente fueron abocados a cultivar plantas ancestrales y que hoy son utilizadas mayoritariamente como materia prima en el mercado ilegal del narcotráfico.

A un día de haberse firmado el cese al fuego bilateral y de hostilidades entre las FARC-EP y el Gobierno Nacional, los labriegos saludan este importante paso hacia la solución del conflicto social armado, pues la larga historia de guerra y confrontación de Colombia ha sido a causa de la implantación violenta de un modelo económico excluyente y privatizador. Hoy ven con esperanza la posibilidad de refundar una nueva Patria donde la democracia, la soberanía, la paz y la justicia social sean pilares fundamentales para que los pobladores del campo y la ciudad tengan la posibilidad histórica de vivir dignamente.

Mediante una metodología que propicia la participación directa de los participantes, que toma como base la educación popular, los participantes vienen construyendo diagnósticos de la problemática de las drogas ilícitas para luego seguir el intercambio de experiencias.

Entre la discusión, los procesos de formación, la elaboración de rutas de trabajo y propuestas, las comunidades de cinco departamentos representadas en este encuentro, que constituyen el mayor porcentaje en familia y en hectáreas de cultivos de coca, marihuana y amapola de Colombia, exigen al gobierno nacional voluntad real para la solución a las problemáticas sociales generadas por la industria de las drogas ilícitas.