CAMPESINOS COCALEROS DEL CAUCA CONTINUAN ORGANIZANDOSE

Por: Prensa Alternativa Cauca

12 de Julio de 2016

El 9 de Julio en el Plateado Argelia campesinos cocaleros realizaron el primer encuentro cocalero de la zona. Por su parte, en Balboa Cauca, trabajadores de los cultivos proscritos se vienen preparando para refrendar los acuerdos de la Habana, en especial el punto 1 y 4. Paralelo a ello, en el Rio Micay, la comunidad de la Rotula constituyó el comité cocalero de la zona con el ánimo de organizar a los habitantes de se región.


Luego de que en el municipio de Bueno Aires Cauca, campesinos, indígenas y afro descendientes cultivadores de hoja de Coca, Marihuana y Amapola, de los departamento del Cauca, Choco, Nariño, Tolima y Valle, se reunieran durante cuatro días para analizar los acuerdos hasta ahora llegados entre las FARC-EP y Gobierno Nacional y conformar el comité de impulso para establecer una gran coordinación de organizaciones cocaleras, con el objetivo de defender los derechos de los trabajadores que cultivan estas plantas, los delegados de sus departamentos regresaron a sus zonas para realizar las tareas que de este escenario salieron.

Mientras en el municipio de Balboa, los cocaleros establecieron puntos de trabajo conjunto, los campesinos del Rio Micay en sus procesos autónomos y en el marco de las pedagogías para la paz de las organizaciones, socializaron los acuerdos de la Habana, enfatizando en el punto 1, Hacia un nuevo campo colombiano, Reforma Rural Integral y punto 4, Solución al problema de las drogas ilícitas. Por otra parte, conformaron el comité cocalero de la región como mecanismo de defensa de la tierra, el territorio y sus pobladores.

Fueron más de 250 personas que estuvieron presentes en la reunión, que entre otras conclusiones estuvieron: respaldar el proceso de paz en la Habana, así como el inicio de los diálogos entre ELN y gobierno nacional, solidificar los procesos organizativos y resaltar que las comunidades al no poder tener una posibilidad real de otros cultivos, fueron abocados a la siembre de la hoja de coca, pues el abandono estatal los llevo a ello, aun así, están dispuestos a trabajar en el marco de la sustitución voluntaria de Cultivos de uso ilícito, dejando claro que para ello se necesitan garantías sociales, económicas y culturales para poder materializarlos.