Espacio público vs derecho al trabajo

Por: Agencia de Comunicaciones Prensa Alternativa Cauca (ACPA-Cauca)

19 de Diciembre de 2016

Vendedores informales de Popayán luchan día a día por conseguir el sustento de sus familias, mientras la administración local arremete contra ellos con el ánimo de conservar el espacio público exclusivamente para tránsito y turismo.

Cada vez más se viven y se ven más escenas indignantes de los atropellos de la fuerza pública contra vendedores informales, que al no tener asegurado el derecho al trabajo, recurren a las ventas ambulantes en las calles para conseguir el sustento del día.

El centro histórico de la capital caucana es un escenario de esta política represiva de la administración central contra el derecho al trabajo. En camiones, efectivos de la policía nacional y trabajadores de la Alcaldía, recorren las calles para embestir contra los vendedores ambulantes, quitarles sus instrumentos de trabajo y los productos que venden, no sin, en muchas ocasiones, agredir a la persona que busca mantener lo que va a negociar.

Para Elvira Gutiérrez, "la Alcaldía de Popayán no piensa en las personas que no tenemos trabajo y que tenemos que ver qué hacemos para sobrevivir en una ciudad tan cara. Nosotros, los vendedores ambulantes, ocupamos el espacio público porque no hay otra posibilidad de conseguir trabajo".

Y es que Popayán es una de las ciudades con mayor desempleo y desigualdad en Colombia, características que no parecen importarle a la administración para buscar alternativas y soluciones reales a una crisis económica que afecta a la gran mayoría de los payaneses. Tras no generar fuentes de empleo, las personas que lo hacen por cuenta propia son señaladas de ocupar ilegalmente el espacio público, siendo tratadas como criminales, por obstruir la movilidad de los transeúntes y con ello, la Alcaldía encuentra la manera de arrebatarle sus negocios.

Ante la brutalidad policial contra los vendedores informales, la indignación de los payaneses contra una administración que no vela por el bienestar del pueblo crece cada vez más. Por ello, los ciudadanos de a pie llaman a rodear y exigir se les respete el trabajo y sus derechos a quienes ocupan el espacio público como única alternativa en este momento de generar algunos recursos económicos para sus familias.