Editorial: EL ABUSO DE PODER EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

16 de agosto de 2016


Todos, sin lugar a dudas estamos con plena seguridad de que nuestras decisiones son propias y que nuestro actuar es libre y que nos condiciona la opinión de otros. Así nos venden la idea de la libertad desde el establecimiento. Pero cuando reflexionamos y nos damos cuenta que el mundo de hoy está invadido por los medios masivos de comunicación quienes determinan realmente nuestra visión acerca de la realidad y manipulando nuestras mentes y nuestras determinaciones; aunque estos no lo notamos y lo aceptamos sin mayores problemas.

Este poder se convierte en un riesgo y es utilizado en nuestra sociedad no solo para inculcarnos practicas consumistas que de por sí ya es un gran problema, sino que es manejado en la política llámese como se llame el movimiento, para de manera subliminal manipular los pensamientos y las prácticas de la gente del común. Son estos medios quienes de acuerdo a sus conveniencias deciden lo que es o no correcto e ignoran los hechos que no les importan y por todo tipo de medios lavan el cerebro a las personas que los utilizan.

En nuestro caso, estamos supuestamente en una democracia, pero al estar los medios vinculados directamente con los políticos de turno, siendo estos inclusive propietarios de los mismos, la manipulación es más notoria y directamente intervienen en las decisiones de las comunidades, creando información que carece de verdad y objetividad, resaltando hechos para hacer ver mejor las cosas y ocultando información que de conocerse, afectaría directamente la estabilidad del régimen.

En nuestro país vivimos el día a día de la manipulación de los medios masivos de comunicación donde hoy existe una tendencia hacia la guerra, apalancada por los dueños del capital y que muy seguramente continuara si el plebiscito no triunfa, es decir, seguiremos en la continuación del largo conflicto social armado, donde una minoría se enriquece a costa del dolor de las familias colombianas.