La Responsabilidad De Los Medios De Comunicación En El Inicio Del Genocidio Contra La Marcha Patriótica

Editorial

23 de noviembre de 2016


La creciente ola de asesinatos contra integrantes de Marcha Patriótica, llámense líderes, lideresas o integrantes, llama a la sociedad a preguntarse el porqué de esta etapa violenta contra un movimiento político que nació en medio del conflicto social y armado y que como principal bandera ha tenido la de la solución política al largo conflicto colombiano.

123 integrantes asesinados, 17 este año, decenas de heridos, amenazados, detenidos y hasta desaparecidos, es el saldo que hasta ahora deja ésta barbarie por el simple hecho de pertenecer a un movimiento político que lucha por un país mejor. Y es que levantar las banderas de la dignidad y el buen vivir en Colombia es un riesgo desde hace muchos años. Solo basta con echar una ojeada a la historia y ver las huellas imborrables del genocidio contra la Unión Patriótica, partido político exterminado por la mano criminal paramilitar en complacencia del Estado.

Esta situación que no es nueva, requiere de la mayor solidaridad de la población nacional y de la comunidad internacional, requiere de un análisis concienzudo para determinar las diferentes responsabilidades que los actores políticos del país tienen en relación a ello: un nuevo genocidio si no se toman las urgentes medidas.

Entre las diversas responsabilidades que se pueden determinar está la de los grandes medios de comunicación, que fieles a los lineamientos del gran capital y la ultraderecha, llevaron a señalar a la Marcha Patriótica como el brazo político de las FARC-EP, creando un escenario de odio y rencor que ínsita a los enemigos de la paz a cometer este tipo de actos

Así, los grandes medios de comunicación pusieron en los miles de integrantes de este movimiento político y social contra las cuerdas, para vender una noticia que vive y

muere en el día a día, pero que son esas pequeñas y sensacionalistas notas han creado una histeria contrainsurgente que ataca todo lo que tenga algo de diferente.

Sin duda alguna la responsabilidad que cabe a los medios es muy grande y está determinada por una oligarquía que odia al pueblo y quiere mantener intacto su sistema de explotación y exclusión.

Hoy la Marcha Patriótica está siendo golpeada con la intención de acabar con un movimiento político y social que nació en el 2010 y que en medio de movilizaciones, paros, mítines y otro tipo de protestas ha luchado por vida digna.

Así, en esta situación los integrantes de marcha patriótica exigen plenas garantías para la oposición política y por ello exigen la implementación de los acuerdos de la Habana como mecanismo que garantizará la vida de sus familias y organizaciones.