CAMPESINOS DEL CAUCA EXIGEN LIBERTAD INMEDIATA DE HUBER BALLESTEROS

En un recorrido por el territorio caucano, desde el norte hasta el sur, se encuentra uno con murales en los que se exige la libertad inmediata de Huber Ballesteros, vocero de los campesinos colombianos, militante social de izquierda desde hace mas de 30 años y que hoy se encuentra prisionero en la Cárcel la Picota de Bogotá mediante un montaje judicial que intento disminuir la fuerza del paro nacional, agrario y popular del 2013.

En el norte del Cauca municipios de Caloto, Corinto y Miranda se pueden observar mensajes gráficos de apoyo de los campesinos a uno de sus dirigentes nacionales, hoy prisionero del régimen en una de las cárceles colombianas. Las comunidades de Balboa y Argelia también exigen la libertad de Huber.

Este apoyo de las comunidades agrarias al dirigente social y popular se da debido a que, durante décadas ocupando el cargo de presidente del sindicato de pequeños y medianos agricultores- SIMPEAGRIC, de Personero y Concejal municipal del Tambo Cauca por la Unión patriótica, Vice-presidente de Fensuagro, integrante del Comité Ejecutivo de la CUT y de la Marcha Patriótica, ha luchado por los derechos del campesinado colombiano, por la construcción de territorios campesinos en aras de alcanzar el bienestar social que ellos necesitan.

Precisamente, las zonas donde aparecen las obras graficas que exigen libertad de todos los prisioneros políticos, en especial la del soldado de la revolución del pueblo Huber Ballesteros, son zonas que han sido afectadas directamente por el conflicto social y armado de Colombia y que por su crítica situación han dado curtidas batallas contra el establecimiento por resistir a ser exterminados como sujetos políticos y de derechos.

Así como en el Cauca se exige la libertad de Huber Ballesteros, en toda la geografía nacional aparecen murales que llaman a la libertad de los más de 9500 prisioneros políticos. Seguramente su libertad será un paso para empezar a acabar con la persecución política de quienes piensan un País diferente, con plenas garantías para el ejercicio de la oposición política, para quienes anhelan la reconstrucción social, política y económica de un País donde la mayoría de su población está sumida en la pobreza.