SE AGRAVA SALUD DE DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS Y PRISIONERO POLÍTO

Por: Prensa Alternativa Cauca

2 de mayo de 2016

Los miembros de la organización campesina solicitan a los diferentes organismos puntualmente al INPEC y el Ministerio de Justicia, atención inmediata y especializada para CARLOS ARTURO MORALES MAYORGA 

Por medio de una denuncia nacional e internacional, la campaña YO TE NOMBRO LIBERTAD, que entre otros objetivos, persigue el logro de la libertad de los prisioneros políticos de todas las organizaciones que conforman el Movimiento Político y Social Marcha Patriótica, manifiesto el grave estado de salud en el que se encuentra el defensor de derechos humanos y prisionero político Carlos Arturo Morales, miembro de la corporación CAHUCOPANA.

La situación de los presos en Colombia es deplorable. El hacinamiento, la falta de salubridad en los espacios, la mala alimentación, la falta de atención en salud, los escasos espacios de trabajo y recreación y la negligencia administrativa han llevado a que los cerca de 122 mil detenidos estén en indignas condiciones dentro de las 138 cárceles de país, entre ellos Carlos Arturo, poniendo en riesgo su integridad personal.

El líder social que se encuentra "injustamente privado de la libertad en la cárcel de máxima seguridad de Palogordo, Girón, que ante su grave estado de salud la cual viene padeciendo desde hace un tiempo considerable, el INPEC no lo ha trasladado y lo mantiene en la enfermería de la reclusión sólo con calmantes. Dicha situación en las horas de la noche del 30 de abril se agudizó sin haber tenido respuesta idónea por parte del INPEC, ya que no lo ha visto un especialista", denuncia la campaña "yo te nombro libertad"

El miembro de la corporación CAUCOPANA en el 2012 sufrió una grave peritonitis"que lo tuvo en cuidados intensivos por más de 15 días en clínicas de Medellín. Al parecer esta dolencia es la que se está reiterando, lo que implica que la vida e integridad de Carlos está en grave riesgo, si no es atendido oportuna y especializadamente", revelan los miembros de su organización.

En entrevista a Cristy Lozano responsable de proceso de comunicaciones de la organización CAHUCOPANA manifestó que ''el 27 de septiembre del 2015 el defensor de derechos humanos Carlos Morales fue privado de la libertad luego de ser injustamente sindicado y legalizado indebidamente su captura por los hechos sucedidos en el municipio de Yondó (Antioquia), y por los cuales sin base lógica le fueron imputados cargos por el delito de homicidio al líder campesino, su escolta personal y dos familiares que se encontraban con él. Los hechos se produjeron cuando Carlos Morales se encontraba en compañía de algunos familiares, en un establecimiento público ubicado a la entrada del barrio El Prado a un costado de la carretera principal que conduce de Yondó a Barrancabermeja. Estando para retirarse del lugar se escucharon varios disparos de arma de fuego. Ante el riesgo inminente el hombre de seguridad asignado por la Unidad Nacional de Protección como esquema protectivo, realizó acciones disuasivas para garantizar el ingreso de Carlos Morales y su familia al vehículo de protección y su posterior retiro de este lugar hacia la ciudad de Barrancabermeja. Lamentablemente durante el regreso, el vehículo se salió de la vía, ocurriendo un accidente donde resultaron heridos los 6 ocupantes del mismo. Entre tanto se pudo conocer que en el baño del mismo establecimiento público fue asesinado un hombre de aproximadamente 30 años, por lo cual la Policía Nacional desplego un operativo en la zona para identificar los posibles responsables. Estos hechos llevaron a que la Policía Nacional atendiera el accidente del vehículo donde se transportaba Carlos Morales, su familia y el hombre de protección, para luego detenerlos. Inicialmente fueron valorados en establecimientos médicos de Barrancabermeja y el 29 de septiembre en horas de la mañana fueron presentados por la Fiscalía ante un Juez Penal Municipal de esta ciudad. Allí mediante una decisión abiertamente infundada se les privo de la libertad preventivamente"

Los miembros de la organización campesina ''solicitan a los diferentes organismos puntualmente al INPEC y el Ministerio de Justicia, atención inmediata y especializada para CARLOS ARTURO MORALES MAYORGA, que sea trasladado a una entidad especializada de atención en salud en Bucaramanga. A la Defensoría del Pueblo, que realice inmediatamente visita al Establecimiento Penitenciario de Girón para determinar la situación de salud del Defensor, tome nota y tramite las denuncias sobre los actos crueles a los que ha sido sometido y solicite al INPEC el traslado inmediato a una entidad especializada de atención en salud en Bucaramanga. A la Alta Consejería Presidencial para los Derechos Humanos, realizar las coordinaciones respectivas para que le sea garantizada una atención en salud oportuna y especializada, al igual que tome medidas preventivas para garantizar la vida e integridad personal de este líder campesino. Al Representante en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para que dentro del marco de su mandato realice la observación y acciones de recomendación urgentes y suficientes para que le sea garantizada la vida e integridad personal al defensor"

Finalmente las organizaciones responsabilizan a Jorge Luis Ramírez Aragón, director general del INPEC y Luis Francisco Gómez, director del establecimiento de Palo gordo, por lo que le pueda suceder a Carlos Arturo Meneses.