UN ORGANIZACIÓN JUVENIL QUE LE APUESTA A LA PAZ CON JUSTICIA SOCIAL

Por: Prensa Alternativa Cauca

24 de mayo de 2016

"Esta organización juvenil nacida del seno de aquellos muchachos con sueños es una apuesta por la paz con justicia social"

En las comunas de popayan el trabajo urbano viene tomando fuerza entre los jóvenes. Procesos organizativos con el ánimo de construir una cultura de paz han desarrollado un sin número de actividades: tal es el caso de la Juventud Rebelde, organización política que nació hace poco más de un año con el objetivo de construir un nuevo orden económico en el país que ponga al centro a las grandes mayorías pobres.

Con diversas actividades culturales, educativas, artísticas, políticas y sociales, los jóvenes de la Juventud Rebelde han logrado ganar espacio en las comunas de popayan y los municipios del departamento del Cauca. "nosotros trabajamos por la gente del común, por las personas que viven el día a día en medio del desempleo, de los malos pagos, de la falta de educación, de las interminables colas por un acetaminofén. Nuestro trabajo está por y para la gente pobre, es por ellos que nos la jugamos toda" comenta Gustavo Bahos, miembro del colectivo somos barrio y de la juventud rebelde.

Con una plataforma evidente para la gente, los jóvenes en cada acto que realizan llaman a organizarse a quienes no están articulados en proceso organizativos. En poco más de un año se ve su crecimiento cualitativo y cuantitativo. Alejandro Muñoz, miembro del directorio departamental comenta que "cuando nacimos éramos un número considerable, peor luego de 13 meses, nuestro crecimiento se fue viendo en cada municipio del departamento, al punto de ser una fuerza muy importante en algunas zonas, en donde, de la mano de los campesino exigimos nuestros derechos. Además de crecer en número nos hemos centrado en construir escuelas, pues no solo es importante llamar más gente sino educarlos políticamente para los retos y objetivos que nos hemos propuesto".

Un punto central de su plataforma es la desmilitarización de la vida juvenil, que con ello expresan la urgente necesidad de la abolición del servicio militar obligatorio: realidad que ha llevado a la muerte a miles de jóvenes en nuestro País. "Esta situación preocupa mucho en los jóvenes caucanos y sus familias. Un departamento que históricamente ha sufrido el rigor del conflicto social armado ha llevado a que las fuerzas militares recluten a nuestros jóvenes, que al no poder pagar una libreta militar terminan siendo obligados a ir al ejército, comenta Alejandro Salazar", estudiante de economía y miembro de la organización.

Con un panorama esperanzador por los diálogos de la habana, Cuba y el inicio de las conversaciones con el ELN, esta organización juvenil nacida del seno de aquellos muchachos con sueños es una apuesta por la paz con justicia social, son una apuesta de juventudes que buscan la solución dialogada al conflicto social armado. Rodeados de una cultura de guerra la cual les señala, estigmatiza encarcela y condena, estos jóvenes dedican sus esfuerzos conjuntos a la democratización del País, un nuevo Estado al servicio del pueblo.