CAMPESINOS, INDIGENAS Y AFRODESCENDIENTES RECIBEN CON ENTUSIASMO EL CESE AL FUEGO BILATERAL.

Por: Prensa Alternativa Cauca

23 de junio de 2016

"el cese bilateral al fuego y de hostilidades es un importante avance en la solución al conflicto social armado colombiano."

En la Vereda los Robles, Municipio de buenos Aires Cauca, histórico lugar abandonado por el Estado Colombiano y en el que años atrás fuera corredor paramilitar durante la masacre del Naya, campesinos, indígenas y afrodescendientes cultivadores de coca, marihuana y amapola de cinco departamentos -Cauca, Choco, Nariño, Tolima y Valle- se han encontrado para realizar un importante evento sobre cultivos proscritos y narcotráfico. Los labriegos discuten los acuerdos de la Habana Cuba, en especial el punto Nº 4 que trata sobre la

solución al problema de las drogas ilícitas, además de la constitución de la Coordinación Regional de Cultivadores de Coca, Marihuana y Amapola.

Al inicio de la jornada los trabajadores rurales reciben con gran esperanza la firma del cese al fuego bilateral entre el gobierno colombiano y la insurgencia de las FARC-EP, histórico paso que se logra luego de más tres años de diálogos.

Según la CERAC (Centro de Estudios para el Análisis de Resolución de Conflictos) durante el tiempo de negociación, se han salvado más de 1700 vidas, entre soldados, guerrilleros y población civil, debido al cese unilateral que las FARC-EP declararan en varias ocasiones.

La coordinación reunida en el Cauca saluda estos acuerdos y felicitan a quienes han logrado este histórico acuerdo, pues el cese bilateral al fuego y de hostilidades es un importante avance en la solución al conflicto social armado colombiano.

Este paso decisivo es fundamental en la construcción de la paz con justicia social. Hoy, cuando han transcurrido más de 50 años de una guerra interna, las comunidades ven una luz de esperanza y las reales posibilidades de construcción de un País que busca la solución de las causas estructurales del conflicto.